Virtualización de servidores sin intermediarios

Directrices de virtualización compilados dentro del kernel

La principal diferencia entre los KVM VPS y casi todos los demás modelos de virtualización de hardware reside en el método de virtualización específico. Con la ayuda de KVM, ha quedado en el pasado la necesitad de correr programas de virtualización adicionales en el servidor – las instrucciones informáticas necesarias, a su vez, se compilan como parte del sistema operacional de la máquina anfitriona. Esta es la forma de reducir al mínimo los recursos que normalmente se reservan para usar programas adicionales haciendo, en cambio, dichos recursos disponibles para los huéspedes creados en el servidor. La eliminación de el tal nivel de comunicación adicional entre otras cosas, acelera el tiempo de espera de entrada/salida, condicionando efectivamente el funcionamiento más rápido de su servidor VPS.
Virtualización de servidores sin intermediarios

Utilización de recursos mejorada

Utilización eficaz de los recursos del servidor

Por lo general las instancias huéspedes requieren una capa adicional que las conecten con la máquina anfitrión que se haga cargo de la administración de recursos. Esta situación da lugar a menor disponibilidad de recursos para las propias máquinas virtuales. Mediante los Servidores Privados Virtuales KVM, esta capa adicional se suprime, como el sistema de virtualización se compila en el interior del sistema operativo de la máquina anfitrión. De esta forma, todos los recursos disponibles en el host serán utilizados debidamente por los VPS existentes. La disponibilidad de recursos garantiza un estímulo adicional que se requiere para que sus páginas o aplicaciones web se distingan de la competencia.
Utilización de recursos mejorada

Un SO de su elección

Obtenga el SO que haya elegido

Gracias al VPS, será posible disfrutar de una autonomía completa del servidor madre cuando se trata del SO. Las instrucciones de virtualización KVM aseguran la comunicación directa entre las máquinas virtuales y el el servidor físico, sin la necesidad de pasar por una capa de virtualización separada. Así, teniendo a mano la imagen ISO correcta, será posible poner cada uno de los sistemas operativos con el que su servidor podrá funcionar – desde la distribución de Linux poco conocida e incluso la versión de Windows Server más nueva.
Un SO de su elección
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL